Titan Desert, la prueba de ciclismo más dura

 En News

Sólo el nombre es fuente de respeto y admiración para los amantes del ciclismo y de la bicicleta de montaña. Este legendario evento es una aventura de seis etapas a través del Medio Atlas y el desierto marroquí en la que no sólo hay que luchar contra elementos extremos: frío y calor, fuertes lluvias nocturnas, arena… sino también contra el propio instinto de supervivencia para alcanzar el objetivo final: un reto al alcance de muy pocas personas. La Titan Desert 2018 en su decimotercera edición contó con más de seiscientos inscritos que recorrieron poco más de 600 kilómetros con un desnivel de 7.500 metros, desde Boumade Dades hasta Maadid, divididos en seis etapas en la zona de Errachidia, entre dunas y montañas de la geografía desértica marroquí, luchando contra temperaturas que superaban los 40 grados.

En esta edición de Titan Desert 2018 decidieron comenzar con la etapa más dura de todas. Una etapa de alta montaña, en bucle, con una gran subida y un tramo que discurre por una garganta absolutamente espectacular. La mayor parte del tráfico estará en pistas en buenas condiciones, y la dificultad de la etapa radica en el alto nivel de diferencia acumulada, que es el récord absoluto en una etapa del desierto de Titán.

Titan Desert 2016

Es tal la aventura de la Titan Desert que resulta una carrera adictiva para los participantes, la gran mayoría de ellos españoles, que no dudan en repetir año tras año. Porque la Titan Desert no solo es sufrimiento y dureza, es prestigio y orgullo por enfrentarse al titán de las pruebas de ciclismo y lograr el objetivo de convertirse en “leyenda”. Se llega a “leyenda” cuando un participante acumula más de 3.500 kilómetros de prueba, para ello esto es necesario al menos terminar 5 ediciones de la Titan Desert. Con este reto por delante, para muchos de los corredores lo importante como se dice no es la clasificación sino terminarla; no se trata de competir contra el resto, sino contra uno mismo.

Pero la dureza de la Titan Desert no solo la sufren los corredores. Es una realidad que el cronometraje deportivo de este tipo de carreras tan peculiares conlleva numerosas complejidades que necesitan un tipo de tecnología exclusiva que facilite dicha tarea.

Los tips del cronometrador para la Titan Desert 2016:

  • Las dificultades que conlleva el envío del material por adelantado y las pocas posibilidades de compra del mismo al estar en Marruecos. Hay que llevar material extra de todo lo que se pueda necesitar: 2 ordenadores, 2 impresoras, equipos de cronometraje extra por lo que pueda pasar, cables extra,… todo por duplicado.
  • El calor sofocante pone a prueba los sistemas de cronometraje. Por suerte nuestro equipo de cronometraje TS2 soporta hasta temperaturas de 80º C.
  • La arena en cualquiera de sus estados: húmeda, seca o mojada, supone un problema para para la lectura de chips, aquí te lo contamos más detenidamente.
  • Hay que cotejar siempre que los puntos de control funcionan correctamente.
  • El paso de los corredores por los puntos de control marcan cuantos corredores quedan en carrera en cada punto, por lo que la coordinación con la organización es muy importante para saber quién se ha retirado y quién sigue en carrera.
  • Todos los corredores llevan un localizador GPS para localizarlos en caso de pérdida.
  • Los traslados es una peculiaridad de la Titan Desert, es decir, la salida y la meta tienen puntos distintos y lejanos. Lo que significa que hay que anticiparse para conseguir llegar a tiempo a la meta y conectar el live timing.
  • La conexión es vía satélite, tanto en los puntos intermedios, como en la línea de meta, por lo que dependemos de la gente que monta los puntos de control y la línea de meta para que el sistema de cronometraje funcione correctamente.
  • La gran repercusión mediática de la Titan Desert hace que la retransmisión en directo se siga a través en todo el mundo (con la responsabilidad que ello conlleva).

Titan Desert 2016