¿Cómo se cronometró la Quebrantahuesos Gran Fondo 2018?

Es curioso que esta prueba tenga la etiqueta de marcha cicloturista, que transmite una sensación de ocio y día de campo, pero que su nombre sea Quebrantahuesos, que ya lo dice prácticamente todo de uno de los grandes fondos ciclistas de nuestro país y una de las citas ineludibles para los amantes de las pruebas sobre dos ruedas.

Miguel Indurain en Quebrantahuesos 2018

Más de 10.000 ciclistas participaron este año en la Quebrantahuesos, una prueba con 28 años de andaduras, frente a los más de 20.000 que presentan solicitud. Son tantas las solicitudes de inscripción que para poder participar hay que pre-inscribirse y entrar en el sorteo de una de las 10.000 plazas.

La Quebrantahuesos Gran Fondo tiene un recorrido transfronterizo que serpentea por el Pirineo Aragonés y Francés e incluye cuatro puertos de montaña (Somport, Marie Blanque, Portalet y Hoz de Jaca), algunos de ellos históricos del Tour de Francia y de la Vuelta Ciclista a España.

Esta prueba recorre una distancia de 200 km con un desnivel acumulado sobrepasa los 3.500 metros. Los participantes cuentan con algo más de 12 horas para completar este recorrido.

Hace quince años vio nacer a su hermana pequeña, la Treparriscos Medio Fondo, con un recorrido más suave (tan solo dos puertos de montaña); un desnivel de 1.350 metros; y 85 km de distancia total a través de territorio español. En esta prueba paralela los participantes cuentan con casi 8 horas para finalizar la carrera.

 

¿Cómo se cronometraron la Quebrantahuesos y la Treparriscos?

Los cronometradores de Cronochip llevan ya siete años cronometrando esta prueba con equipos de cronometraje timingsense. Esta es una de sus grandes citas anuales.

Centro de control de Cronochip
Para esta edición fueron doce cronometradores experimentados con 18 equipos de cronometraje (14 equipos TSOne y 4 equipos TS2). Para ambas pruebas montaron 10 puntos de control, contando salida y meta de ambas y un punto de cronometraje que tenían en común.

En la salida y la meta se montaron dos líneas de 8 metros y para cronometrar la carrera se montaron 70 metros lineados de antenas de suelo repartidos entre todos los puntos de control. En uno de los puntos de control más altos, el Marie Blanque fue necesaria la conexión vía satélite de los equipos de cronometraje por falta de cobertura.

Además, tanto los participantes como sus acompañantes pudieron seguir el evento en directo con Live, la app de seguimiento de carreras en directo, desde sus dispositivos móviles. Desde la aplicación se podía seguir a los ciclistas y localizarlos en el mapa a través de su GPS, ver vídeos en directo de la prueba, vídeo repeticiones… Las cifras de uso de la App hablan por sí solas.

  • 6.000 usuarios
  • 7.000 ciclistas seguidos
  • 133.468 visualizaciones de vídeo en directo
  • 18.219 reproducciones de las vídeo repeticiones de la llegada a meta de los ciclistas

No hubo ninguna incidencia de lecturas entre los 10.203 finishers y todo fue “sobre ruedas” en cuanto al cronometraje. Solo un consejo a los participantes: no os abracéis al entrar en meta, esperad a bajar de la bici, es menos peligroso y evitaréis caídas ;).

Nuestros timers más madrugadores

 

ts2-nuevo-sistema-de-cronometraje