Iberian Race: correr y las carreras con obstáculos

carrera con obstáculos

Iberian Race.

Si el cronometraje de carreras y el cronometraje de triatlones tiene dificultades, imaginad cómo puede ser el cronometraje deportivo en una carrera con obstáculos.
Este tipo de carreras tienen su origen en los entrenamientos de los Marines de las Fuerzas Especiales en Estados Unidos, y en los último años llegaron a Europa, con su matiz lúdico-deportivo.

Las carreras con obstáculos son carreras a pié en las cuales los competidores deben completar el recorrido y salvar los obstáculos en el menor tiempo posible. Cuando decimos carrera de obstáculos nos referimos a que a parte de completar un circuito de 6k, 12k, 21K además el participante meterse en estanques de agua helada, arrastrar o cargar peso, arrastrarse por el barro, saltar o subir muros, ascender por cuerdas, monkey bars, etc., Se suelen realizar en plena naturaleza, ya que es mucho más fácil montar los obstáculos de forma natural en el campo.
Este tipo de pruebas apelan al lado más salvaje de los participantes y al carácter guerrero ya que han de medir su fortaleza y su resistencia, es imprescindible terminar la competición, nadie puede abandonar. Por eso no se trata tanto de una competición con los demás participantes sino como el hecho de poder terminarla; la superación personal.

Hoy por hoy ya encontramos carreras con obstáculos de este tipo en todo el territorio nacional; Spartan Race, Farinato Race, Iberian Race, Guayre Extreme, Extrem Running, Belik Race, y un largo etc. Y todas ellas cuentan con diferentes modalidades de distancia y número de obstáculos.

Spartan Race: Es la primera carrera con obstáculos que llegó a España. Tiene muchas modalidades pero a nuestro país no han llegado todas, las más comunes son el Sprint (5K + 20 obs.) y el Super (13K + 25obs.), solo se ha disputado la Beast (23K + 33 obs.) en Barcelona. Tiene penalización de 30 burpees para los participantes que no puedan superar un obstáculo, y se entrega un galardón llamado Trifecta a aquellos que completen las tres modalidades en un mismo año.

carreras con obstáculos

Farinato Race: No es una competición cerrada; es decir en cada edición añaden nuevos obstáculos que resultan sorpresa para los participantes, también tiene la penalización de los burpees.

Guayre Extreme: Es originaria de las Palmas de Gran Canaria y una de las nuevas incorporaciones al calendario nacional en este tipo de carreras desde 2015. Tiene la modalidad Bronce (6K), Plata (12K) y Oro (18K) e incluye obstáculos tipo, arrastre de palets o levantamiento de troncos.

carreras con obstáculos

Hard Running: Expandida ya por todo el territorio nacional en tan solo dos años, tiene como peculiaridad la originalidad y la novedad de sus obstáculos al igual que ocurre con la Farinato Race. Tiene dos modalidades: 5K y 13K

Iberian Race: Arrancó en 2015 y cuenta ya con 3 pruebas: Simancas, Gandia y Ontiyent, y cuatro modalidades dentro de las mismas: Bull Challenge (21K + 30obs.), Wolf Challenge (11K + 21obs.), Eagle Challenge (6K +15 obs.) , Aspirante a Guerrero( de 12 a 15 años, 6K +15 obs.) e Iberian Junior (de 4 a 11 años, 1K +10 obs). También penaliza la no superación de un obstáculo con 25 burpees.

carrera con obstáculos

A la hora de cronometrar, los obstáculos suponen una suma a la dificultad de cronometrar con arena o tierra, supone mojar los chips de cronometraje, que se manchen de barro después, supone en algunos casos, altas temperaturas, supone rozamiento de los chips contra el suelo, etc. En este tipo de carreras con obstáculos, el sistema de cronometraje que elijamos importa y mucho, pero importan mucho otro tipo de decisiones que ahora mismo os contamos

Los tips del cronometrador:

  • La elección del tipo de chip es vital para que todo salga perfecto en el cronometraje de este tipo de pruebas; decidirse por un chip desechable o por un chip retornable no es una decisión fácil, aunque se tienda a pensar que un chip desechable no aguantaría el ritmo de este tipo de carreras con obstáculos.
  • Una vez se elige el chip, la segunda decisión crítica es dónde colocarlo; en el dorsal, en la muñeca, en el tobillo y según esta decisión se toma la siguiente.
  • Cómo sujetar el chip; envueltos con neopreno para impermeabilizarlo si durante la prueba se va a mojar o a humedecer, sujetos con velcro a la muñeca o al pié.
  • Y por último, saber qué tipo de antenas lectoras se van a usar puede ser también decisivo, y según el lugar en el que vayan a estar colocados los puntos de control se puede optar por antenas en el suelo, como en las carreras a pie tradicionales o se pueden montar antenas laterales para las zonas más hostiles de la carrera; barro, agua, etc.

carreras con obstáculos

Este post tiene 0 comentarios