Carrera de la mujer: más que running solidario

Carrera de la Mujer de Madrid

Carrera de la Mujer.

Es una realidad latente que el running se ha convertido en una auténtica filosofía de vida para muchas personas, convirtiéndose en el perfecto gancho para que estos deportistas amateurs sean más solidarios. Por este motivo, las citas que mezclan deporte y colaboración para una buena causa se han incrementado ostensiblemente. Una de las más importantes del año en España es la carrera de la mujer, una competición diferente y que ha ido sumando participantes a lo largo de sus decimotercera ediciones. Es una competición integrada casi en su totalidad por mujeres, conocidas como la marea rosa debido al color identificativo de la camiseta que las participantes lucen en el momento de la carrera.

Desde su creación en 2004, la carrera de la mujer ya ha donado a la AECC (Asociación Española Contra el Cáncer) más de 670.000 euros. En esta edición en Madrid, se destinarán fondos para creación de becas universitarias enfocadas a ciencias de la salud. Y se entregaran 5.000 euros a nuevos proyectos solidarios tutelados por: Mundo Cooperante, Asociación Clara Campoamor, y Fundación GEICAM. Además, las participantes pudieron colaborar con la causa, donando parte de su propio pelo a Pulseras Rosas, para fabricar pelucas para mujeres enfermas de cáncer de mama con pocos ingresos económicos.

Carrera de la Mujer
 

El 17 de abril arrancó este circuito nacional con la carrera de la mujer de Valencia, que a lo largo del año 2016 recorrerá 8 ciudades en distintas fechas, terminando el circuito el 6 de noviembre con la carrera de la mujer de Barcelona. La segunda cita de este circuito solidario fue el 5 de mayo, con la Carrera de la Mujer de Madrid, en la que la lluvia quiso amedrentar a más de 32.000 mujeres en Madrid, pero no lo consiguió. Durante exactamente de dos horas y un minuto, Madrid se tiñó de rosa a lo largo de los 6,5 kilómetros de recorrido que se iniciaron desde la calle Princesa y finalizaron en el paseo de Camoens.

La carrera de la mujer, en su edición de Madrid, sigue firme con su principal objetivo: continuar concienciando a la sociedad en la necesidad de luchar contra el cáncer de mama, a través de la promoción hábitos de vida saludables en el género femenino. La victoria fue para la abulense Jacqueline Martín, que lideró la carrera con holgura desde el inicio, marcando un tiempo final de 20 minutos y 54 segundos. El podium lo completaron Laura Benguria, en segunda posición y Tamara Sanfabio, en tercer lugar. Si queréis ver la totalidad de clasificaciones las podéis encontrar aquí.

Este tipo de competiciones tan masificadas, suponen una auténtica fiesta del deporte para aquellos que participan en ella, pero estas carreras con tantos corredores resultan muy complicadas de cronometrar.

Los tips del cronometrador para la Carrera de la Mujer:

  • La lluvia afecta irremediablemente al trabajo de un cronometrador. En caso de los sistemas de cronometraje, es necesario protegerlos de la lluvia, ya que son muy sensibles al agua y podrían estropearse. En una jornada de lluvia, es fundamental limpiar y secar el equipo de cronometraje para evitar sorpresas desagradables al día siguiente.
  • Hay que montar equipos de cronometraje tanto en la salida como en la meta al tratarse de puntos distintos y muy alejados, por lo que es necesario doblar el material de cronometraje deportivo que nos llevamos, con backup, 64 pasacables y 16 equipos.
  • La meta y la salida tienen muchos metros de ancho por lo que el despliegue de cables de red para comunicación y alimentación del sistema de cronometraje requiere un camuflado especial para evitar tropiezos y caídas en los arcos.
  • En una carrera popular en la que participan 32.000 corredoras, actividades sencillas como por ejemplo el reparto de dorsales o la bolsa del corredor durante la feria, puede generar un ruido completamente innecesario.

Carrera de la Mujer

Este post tiene 0 comentarios

Los comentarios están cerrados